Hay   mensaje(s)

 

 

Mexicano campeón bateador


Pasaron 76 años para que un mexicano fuera Champion Bat en la Liga Mexicana bateando arriba de .400, Luis Mauricio Suárez rompió ese maleficio en un año en el que entrenar boxeo fue un punto clave

 

Miguel Boada
La Afición

Lunes, 05 de Agosto de 2013
17:34:24

 

http://www.emsavalles.com/leer.php?l=DV9341#035055


El bat de Luis Mauricio Suárez tuvo el calibre más alto de la Liga Mexicana de Beisbol: .413. Eso fue lo que terminó bateando el toletero de los Pericos de Puebla para hacerse acreedor al título de Campeón Bateador de la temporada 2013, pero eso no fue todo, ya que tuvieron que pasar 76 años para un mexicano cumpliera con estas dos características, champion bat por arriba de .400.

Con todos los imponderables que se pueden presentar en una temporada, Suárez logró mantener el poder en su bat para amarrar el título de bateo el sábado 3 de agosto. Lesiones, bajas de juego, desesperación, presión fueron sorteadas por el capitalino, y supo mover elementos a su alrededor para que el alto .472 de porcentaje que tenía al llegar a la pausa del Juego de Estrellas (12 de mayo) no se cayera y terminara perdido en la inmensidad de estadísticas.

"Sabía que estaba en la temporada que podía ser la de mi vida y tenía que aprovecharla, no me iba a tirar a la hamaca en ningún momento", así empezó la plática Suárez, quien tenía como mejor año el 2006 con un .382.

"Es una temporada de ensueño. Después del Juego de Estrellas estaba bateando arriba de .470, y no sabía cómo lo había logrado. Sé que trabajo, sé que no fue suerte porque me he dedicado mucho pero no me esperaba un porcentaje tan alto. Al principio de la temporada me visualizaba en una posición alta pero no así, pero sabía que para aspirar a esto tenía que trabajar mucho", detalla el mexicano número 12 en consagrarse como campeón bateador.

Los juegos fueron pasando y los hits siguieron llegando. Tuvo rachas de hasta 12 encuentros dando al menos un inatrapable y nunca acumuló más de cuatro duelos (una ocasión) yéndose en blanco. Desde el 24 de abril su tolete superó el .400 y nunca salió de ese calibre. Para el 28 de julio cayó a un .407 pero terminó la campaña con nueve hits en cinco duelos para completar la hazaña.

Al caer el telón de la temporada regular, se confirmó que Suárez era el segundo mexicano en la historia en ser campeón bateador con un PCT por arriba de la barrera del .400. Alfonso Nieto (Agricultura) había sido el primero y último, cuando en 1937 acabó con .476 pero solo con 22 juegos disputados.

¿Alguna vez soñaste con ser campeón bateador o tenías otras estadísticas en mente?

"Por mis características sabía que en lo que podía ser campeón era en porcentaje de bateo. Hay jugadores que pegan más jonrones y producen más que yo, así me quería visualizar. Mi padre ganó un título de bateo en la Liga Invernal Veracruzana y quería imitarlo algún día, como todo mundo quiere imitar a sus padres y ahora se da esta oportunidad".

¿Cuánta presión extra viviste conforme se fue acercando el final de temporada y tú seguías de líder bateando arriba de .400?

"Fue una mezcla de presión por haber estado peleando por meternos a playoffs y por seguir ayudando al equipo, por quedar campeón de bateo y darle una alegría a la afición, que se lo merece. Ha sido un año muy cansado por el alto nivel de juego que hemos tenido y por el trajinar de la temporada pero logramos calificar y ser campeones".

Son cuatro meses de temporada, de viajes nocturnos, de jugar dobles carteleras, ¿cómo lograste no perder el ritmo bateador?

"El trajinar se aguanta con más entrenamiento. No puedes dejar de trabajar físicamente, de hacer abdominales, pesas, correr sprints, descansar, alimentarte y dormir bien. Y también aprender a hacer ajustes a lo largo de todo el año al batear, para que los números y el desempeño no empezara a bajar. Los pitchers van modificando su forma de pitchearte y uno tiene que hacer lo propio para poder enfrentarlos".

¿Cambiaste algo en tu forma de trabajar o de batear para que se dieran estos números?

"Realicé algunos cambios antes de empezar la temporada. El primero de ellos fue haber reportado a la pretemporada desde el primer día, cuando solo era para pitchers y cátchers, para estar en forma. También modifiqué el trabajo en el gimnasio, sigo con las pesas pero ya no con tanto peso sino más por el lado de la resistencia y también decidí entrenar boxeo. Había escuchado que ayuda mucho en la rapidez, en el movimiento de pies y manos, en tener más agilidad y la verdad me ayudó mucho, creo que eso fue parte clave en el éxito que tuve".

¿Y en qué aspectos te ayudó el practicar boxeo?

"Es una adrenalina grande que se parece mucho al beisbol porque hay que coordinar los ojos con las manos y la cadera. Veo la bola mejor, eso fue lo primero que noté. Tengo más confianza en dejar llegar el pitcheo un poco más porque reacciono más rápido gracias a la coordinación que logré con el boxeo. Y no lo puedo dejar para no perder el ritmo".

En 88 de los 98 juegos bateaste como quinto en el orden, ¿esta posición qué tanto influyó en lograr este desempeño?

"Mucho, porque no recaía en mi la responsabilidad de pegar jonrones o de producir carreras, yo soy de los que se tienen que embasar y cuando se pueda producir, y eso me permitió estar tranquilo y enfocarme a sacar más líneas".

¿De quiénes recibiste consejos durante toda esta temporada?

"Algunos se me acercaron para darme consejos, como Carlos Rivera (Reynosa) o Juan Miranda (Laguna). Me dijeron que no me desesperara, que me mantuviera calmado y no pensara en eso y me relajara. Y de la gente del equipo me decía que siguiera trabajando igual, que así lo había hecho todo el año y que no cambiara".

¿Cómo aguantar que constantemente te hablaran del tema del porcentaje?

"Las personas que están cerca de mí saben que me molesto si me hablaban del porcentaje que tenía, de cómo iba, por ese lado estuve muy tranquilo. Y cuando me preguntaban sobre el tema siempre tuve claro que para ser campeón de bateo no tenía que esperar a que las cosas se dieran sino tenía que buscarlas y hacerlo".

¿Y qué se siente ser campeón bateador pero siendo apenas el segundo mexicano que lo logra presumiendo un PCT por arriba de .400?

"Extraordinario. Así se sencillo. Hace mucho tiempo que se estableció esa marca, si no mal recuerdo lo hizo en 22 encuentros que era lo que se jugaba en aquel entonces. Hay mucha diferencia a lo actual, por lo que estoy muy contento de estar ahora en esa lista y que mi nombre ya quede para la historia y vamos a tratar de seguir teniendo buenas temporadas para volver a pelear por ser campeón otra vez".

 

 

Lunes, 05 de Agosto de 2013

Jugadores de Chivas cometen indisciplina
Diablos Rojos avanzan a playoffs
Vaqueros: Austeridad y más paciencia
Medalla que cerró una etapa
Así lo vimos: Jornada 4
Alex Rodríguez es suspendido hasta 2014