Domingo, 26 de Mayo de 2024
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 12 de Abril al 18 de Abril de 2024

El encuentro en el camino a Emaús: Un relato de esperanza y transformación

El encuentro en el camino a Emaús: Un relato de esperanza y transformación

Héctor de Luna Espinosa



Hace 2000 años, en un pequeño pueblo llamado Emaús, ocurrió un evento que cambiaría la historia para siempre. Era el tercer día después de la crucifixión de Jesucristo y sus seguidores estaban llenos de dolor y confusión. Pero aún en medio de su tristeza, algo asombroso estaba a punto de suceder. Dos discípulos caminaban por el polvoriento camino hacia Emaús, sumidos en una conversación llena de tristeza y desesperación. Hablaban sobre lo que había ocurrido en Jerusalén: la muerte de su amado maestro, Jesús. Estaban perdidos en la oscuridad de su dolor, incapaces de comprender lo que había sucedido. De repente, un extraño se les unió en el camino. No lo reconocieron de inmediato, pero pronto descubrirían que este hombre era mucho más que un simple viajero.

Comenzaron a hablar con él, compartiendo sus preocupaciones y tristezas. Lucas capítulo 24 relata que Jesús les preguntó: "¿Qué pláticas son estas que tenéis entre vosotros mientras camináis y que estáis tristes?" Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofas, le dijo: "¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no ha sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días?" Entonces él les dijo: "¿Qué cosas?" Y ellos le dijeron: "De Jesús Nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes la sentencia de muerte, y le crucificaron. Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel. Y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido. Aunque también nos ha asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro; y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive. Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y hallaron, así como las mujeres habían dicho; pero a él no le vieron."

Entonces él les dijo: "¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?" Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.

El extraño para ellos les habló con una sabiduría y una autoridad que los cautivó. Les explicó las Escrituras, mostrándoles cómo todo lo que había sucedido estaba profetizado desde hacía mucho tiempo. Sus corazones ardían dentro de ellos mientras escuchaban sus palabras, pero aún no entendían quién era este misterioso compañero del camino. Fue solo cuando llegaron a Emaús y se sentaron a cenar juntos que finalmente reconocieron a su invitado. Mientras partía el pan, algo en la forma en que lo hacía, les recordó a su maestro. Y entonces, en un instante glorioso, sus ojos fueron abiertos y lo vieron claramente. Era Jesús resucitado de entre los muertos. Con lágrimas de alegría corriendo por sus mejillas, los discípulos dieron cuenta de que la muerte no había tenido la última palabra. Jesús estaba vivo y su presencia transformó su tristeza en gozo, su desesperación en esperanza.
Corrieron de regreso a Jerusalén para compartir las buenas nuevas con los demás, llevando consigo el mensaje de la resurrección y la promesa de vida eterna en Cristo. Así, la historia de Jesús y los discípulos en el camino a Emaús se convirtió en un poderoso recordatorio de que incluso en nuestros momentos más oscuros, la luz de la esperanza nunca se apaga. Porque donde quiera que vayamos, Jesús camina a nuestro lado, listo para revelarse en el momento perfecto y renovar nuestras vidas con su amor y gracia infinitos.

 


emsavalles© 2006 - 2024 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2021-071615041800-203 04-2022-080212185100-30.