Jueves, 19 de Julio de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 22 de Junio al 28 de Junio de 2018

Georgina Salinas: Hacer periodismo es mantener la sensibilidad para contar historias

Georgina Salinas: Hacer periodismo es mantener la sensibilidad para contar historias


En el camino se puede ir perdiendo ante la vanidad, admite

Para ejercer el periodismo es fundamental mantener la sensibilidad para contar historias, porque en el camino se puede ir perdiendo al volverse inmunes ante hechos que impactan en la sociedad, y sobre las que en la mayoría de las ocasiones los comunicadores poco o nada pueden hacer para cambiar la realidad, aun cuando la hagan trascender.

Es la opinión de la periodista Georgina Salinas Peralta, ganadora del segundo lugar en la categoría de Crónica “Filomeno Mata” del Premio Estatal de Periodismo, con el trabajo denominado “La última fiesta de Zury”, publicado en Cadena 10, y quien además es colaboradora del Diario Regional El Mañana de Valles.

En entrevista con emsavalles.com se le inquiere sobre más que vanidad y que otra cosa, lo que significa para ella hacer periodismo y que se le reconozcan, y confiesa que “vanidad yo creo que tal vez al principio, cuando fue la primera experiencia. Sí, de vanidad de haber tenido este logro, pero a lo largo del camino te vas dando cuenta que no nada más es llegar, sino que te mantengas, te sostengas”.

Refiere que, en su caso los trabajos con los que ha tenido oportunidad de recibir esta clase de reconocimientos, han sido buscando también cambiar ciertas realidades adversas, y “La última fiesta de Zury” no fue la excepción, pues fue una crónica sobre el día del sepelio de esta niña, que falleció en el accidente de una ambulancia de la Secretaría de Salud.

“Significa más que un reconocimiento, un desafío para mostrarte a ti mismo en este camino, en esta profesión que no es una casualidad y que tienes que seguir trabajando para seguirlo mereciendo y para seguir avanzando, y siempre buscando algo superior a lo que ya tienes”, destaca.

Desde su perspectiva, hacer periodismo primero es una responsabilidad muy grande, porque ahora cualquier trae un “reportero” en la mano, con un teléfono celular, pero no cree que esto sea como una competencia, sino un desafío para que los periodistas se vayan adaptando a este tipo de cambios y a la tecnología, y a la información que surge de un segundo a otro, de un lado del mundo al otro lado del mundo.

“Pero yo creo que la visión como tal de un periodista o la responsabilidad de llevar la información con la mayor objetividad posible, pues no la puede tener cualquier, por traer el teléfono en la mano, por traer una tableta o por estar detrás de un monitor de computadora, como que ese vacío lo seguimos llenando nosotros con una visión diferente de las cosas”, afirma.

Reconoce la función social del periodismo y que éste genera debate y crítica, constructiva o no, pero en su caso en particular, asevera que su trabajo siempre ha sido buscando el aportar algo precisamente a la sociedad, a la comunidad, exponiendo casos o realidades que muchas veces no se conocen.

“Y ser periodista es precisamente estar buscado este intento por cambiar ciertas cosas, porque más que periodistas somos parte de una sociedad en conjunto, y sí es frustrante de repente. Yo puedo recordar el primer Premio Estatal que obtuve, fue con un reportaje de niños de la calle en el 2007, y veo que esos niños, ahorita ya no están tan niños, pero son jóvenes aún, ya son papás y siguen justamente donde los dejé, entonces ahí hay algo como perdido, como que a pesar de que tú lo exhibes o llevas una vivencia o cuentas una historia, pues no está en ti poder cambiarla, y eso sí es frustrante”, lamenta.

Sobre la pasión por el periodismo, Georgina Salinas considera que se alimenta a cada paso que se da, porque quien se dedica a él para empezar no tiene un horario, son las veinticuatro horas y debe llevar justamente esa visión, que no cualquier puede tener, no cualquiera que traiga un teléfono, que esté en una computadora tiene, una visión periodística o informativa.

“Y te encuentras a cada paso que das, mil cosas que contar, mil historias, mil personas o personajes que tienen algo importante que decirte, y esa es la parte que le faltaría al resto de la gente, desestimar a cualquier persona que te topas en la esquina, que tiene quizá algo muy trascendental o importante que contar, y que tú debas exhibir o debas contar a los demás”, pondera.

Cree además, que nunca es fácil hacer periodismo, porque de alguna manera toma cierta sensibilidad para contarle la historia a la gente, “pero también en el camino se te pierde la sensibilidad, porque ya estás tan acostumbrado a ese tipo de historias, que te vuelves inmune, y lo vemos a diario por ejemplo en la nota policiaca cuando estás buscando una contraportada: ¿no ha caído el muerto?, o sea, es algo que has perdido y que debes de alguna manera mantener, sin sensibilidad, si la pierdes definitivamente, pues ¿qué puedes contar, cómo lo puedes platicar?”.

Ahora, Georgina Salina recuerda que su trayectoria empezó en Televalles, donde era recepcionista a los 17 años, y literal fue por un accidente, pues narra que “hubo un choque allá por El Pujal y me acuerdo que el gerente me pidió acompañar a un camarógrafo y que le ayudara a recabar unos datos, y cuando llegamos, yo era soltera, como a las 10 de la noche, mi mamá andaba vuelta loca buscándome, en aquel entonces ni celular ni nada, y a mí entender yo vacié los datos, como me lo pidieron, pero en realidad hice una nota y yo no sabía, y me dije como que yo en recepción no. Fue en el 2002 y desde entonces, yo creo que siempre las cosas ocurren por algo”.

Se le pregunta si lo volvería a hacer, y ataja “no te dejo ni terminar la pregunta, sí, definitivamente que sí”, y se le cuestiona entonces qué es el periodismo en su vida, y no vacila en responder “todo, todo, en el ejercicio diario, desde que te levantas, vas cruzando la calle, vas viendo a todas partes, vas escuchando, vas viendo, vas oliendo, todo, para llevar a la gente que te tiene que escuchar, que te tiene que leer, que te tiene que ver”.

Y respecto a qué cree que tienen que hacer actualmente los periodistas, advierte “yo creo que dejar de tirarnos a la hamaca, de repente y sin poner etiquetas, espero y no les quede el saco… pues de repente me he topado, cada vez que gano, quien diga que me lo regalaron, porque fue casualidad, como es el primero que gano, pero no, es la quinta ocasión en la que voy, y yo creo que a los 21 años nadie en San Luis me conocía, no pudo haber tenido un compromiso con Georgina Salinas, que no era nadie, tenía tres o cuatro años en esto”.

Y puntualiza que “había muchas voces y hasta la fecha las hay, que dicen que está todo arreglado, pues yo he ganado en cinco categorías diferentes, casada, soltera, divorciada, dejada, y he seguido ganando, ahí está la respuesta”.

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.