Jueves, 28 de Mayo de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO

Opinión

Rigo Tovar, "El Sirenito" que hizo bailar a todo México

Por Gustavo I. Robledo Guillén

En los años 70 México está pasando por una circunstancia política, el partido único en el poder, el PRI en todo su esplendor con Luis Echeverría a la cabeza, José López Portillo, el gran “bum petrolero”, la democracia maquillada de nuestro país, en el que a final de cuentas las clases populares empiezan a burlarse del gobierno de una forma hasta cómica, que desafortunadamente en esos años la realidad económica de nuestro país cimbra a todo México con las crisis de esos presidentes hay una gran marcación una división entre los gustos populares y los gustos de los “curros”, la aristocracia de las clases altas en México. Mientras las clases altas iban a los toros o al golf, las clases populares iban al futbol, a la lucha libre. Mientras los curros escuchaban a Enrique Bátiz en el Palacio de Bellas Artes dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de México, las clases populares escuchaban a Vicente Fernández, a Juan Gabriel, idolatraban a personajes como Enrique Borja, al “puas” Olivares, y Rigo Tovar es uno de esos personajes que tiene un público tan marcado con las clases populares de nuestro México.

Nacido en Matamoros Tamaulipas el 29 de marzo de 1946, Rigoberto Tovar García, mejor conocido como Rigo Tovar, tiene una formación nata de casa, su padre era músico y un día le pone una guitarra en la mano, y como muchos otros empieza a llevar serenatas en la colonia, empieza amenizar las fiestas, pero también empieza a agarrar un dominio de los instrumentos como pocos en México, no solamente cantaba, tocaba la guitarra, el piano, el saxofón.

Desde su infancia y juventud se va a vivir a Estados Unidos de bracero, empieza a trabajar allá y a recopilar los gustos musicales de “la pochada” más los gustos tropicales del México setentero, en el que las sonoras solamente basaban sus ritmos en los metales, y las percusiones. Y resulta que funda así un grupo llamado Costa Azul, que no se puede hablar de la música popular en México sin mencionar al grupo Costa Azul. Empieza así el gran compositor a darle forma al gusto tropical de la gente, con ritmos tan sencillos y a la vez pegajosos.

En 1971 México conoce a Rigo Tovar e inmediatamente se coloca en el gusto del México popular que buscaba en los ídolos musicales, del futbol, de box de aquella época, la salida de esa situación económica que envolvía a nuestra nación en aquella época. Para 1974 Rigo Tovar ya vende más de 300mil copias de su éxito “Lamento de Amor” y consigue uno de sus primeros discos de oro.

Fueron épicas sus presentaciones en todo México, por eso llegó a titulársele “El ídolo de las multitudes” porque logró abarrotar los escenarios más grandes de México, Estados Unidos y de centro y sudamérica. Sus más de 445 club de seguidoras en todo México en los años 80s.

En 1979 el Papa Juan Pablo II viene a México y va a la ciudad de Monterrey Nuevo León, y hace una misa multitudinaria en el Río Santa Catarina, en donde según las estadísticas había 350mil personas. En 1980 se presenta Rigo Tovar, y opaca a la figura del Santo Padre, y hablan las crónicas que él llegó a reunir hasta 400mil personas en el río Santa Catarina, no ha habido un artista que haya logrado juntar tanta gente, el concierto duró una hora y media, porque las autoridades dijeron que no podría durar más, por el tumulto, la cantidad inmensa de gente.

Su éxito no pasó de más de 30 discos, sus éxitos famosos “Mi Matamoros Querido”, “Lamento de Amor”, “El Sirenito”, “El Testamento”, “Oh que gusto de volverte a ver”, “Mi amiga, mi esposa y mi amante”, “Quítate la máscara”, un clásico “Perdóname mi amor por ser tan guapo.

Rigo Tovar es de esos personajes que hay que recordar siempre porque conjuntaron una época de la sociedad mexicana, la sociedad de la cultura popular, de las clases trabajadoras, de las clases que se identificaban con el greñudo de los lentes Ray Ban negros, el de los brincos en el escenario, el de las botas afuera del pantalón, con el de la ropa estrafalaria.


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.