Jueves, 20 de Junio de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 06 de Abril al 11 de Abril de 2019

A 5 años del caso de feminicidios en Tamuín, no hay sentencia…

A 5 años del caso de feminicidios en Tamuín, no hay sentencia…

Ignacio Sánchez


Hace 9 años un hombre originario de Estación Velasco, en el municipio de Ébano, pero con domicilio en la Calle Jarrilla de la colonia Juárez, en Tamuín, contaba con un gimnasio donde era instructor de zumba y de karate; sin embargo, estaba por comenzar una ola de feminicidios. Era octubre de 2010 y rondaba a su primer víctima, la estudiaba detenidamente, siguiendo un patrón de conducta, estaría esperando el momento exacto para atacar y convertirse en el Feminicida de Tamuín.

PRIMERA VÍCTIMA
En el municipio de Tamuín, perteneciente al estado de San Luis Potosí, cuatro niñas y una mujer fueron víctimas de feminicidio del año 2010 al 2014.

La primera fue Rosa María, niña de 15 años de edad, a quien reportaron como desaparecida el 29 de octubre del 2010, a partir del análisis de siete huesos localizados en 2014 en un Cañaveral de Puntilla, San Luis Potosí, se logró confirmar la identidad de Rosa María Sánchez González, una niña de 15 años de edad asesinada en 2010, años después se sabría que fue asesinada por el ex militar Filiberto Hernández Martínez tras confesarlo.

La niña era alumna de este asesino, un día la vio en la calle sola, la raptó y se la llevó a su casa, donde la violó y la estranguló para después tirar su cuerpo en un cañaveral cercano a Tamuín, nunca se sospechó del sujeto.

7 MESES DESPUES
El 24 de mayo del 2011, Sandra Campuzano denunció la desaparición de su hija Adriana Martínez, quien tenía 13 años de edad.

La niña desapareció cuando se dirigía a la escuela secundaria Ponciano Arriaga donde realizaba sus estudios. Las autoridades, el 7 de junio del mismo año, en un comunicado de prensa aludieron que la niña había huido de su casa, lo cual fue desmentido por su madre Sandra Campuzano quien dijo que no tenía motivos para realizarlo y la procuraduría ya no hizo nada por buscarla.

Tiempo después se conoció a palabras del asesino que la habría raptado a la fuerza, la violó y la estranguló para después abandonarla en un predio rural.

22 días después de estar desaparecida su cuerpo fue encontrado en un cañaveral en un camino comunal del Ejido La Primavera, en el Municipio de Tamuín, según las investigaciones habría sido violada y estrangulada.

DE NUEVA CUENTA EN TAMUÍN
Casi 2 años después, la paz y tranquilidad de Tamuín se habría roto, una vez más sucedía una desaparición, el 24 de enero del 2013, Gloria Castillo Torres, mamá de la niña Itzel Romany, de 11 años de edad, la reportó como desaparecida.

La ciudadanía pronto especulaba que se trataba de una banda de roba niños que operaba en la localidad.

Después de una búsqueda intensa el 5 de julio de ese año sería encontrado el cadáver de Itzel Romany Castillo Torres en un cañaveral, sus familiares reconocerían los zapatos y ropa de la menor.

DULCE XIMENA
Dulce era una niña de 9 años de edad que vivía con su mamá, una tía, su abuela y su hermana mayor, en Tamuín, San Luis Potosí; todas ellas en situación de pobreza. El 11 de abril del 2014 a las 10 de la mañana, la abuela de la niña, Adela Rodríguez Santiago, envió a Dulce a la tienda, pero ya no regresó.

El 12 de abril familiares de Dulce reportaron la desaparición de la niña ante la policía de Tamuín y al día siguiente se interpuso una denuncia ante el Ministerio Público, la cual quedó registrada con el número de Averiguación Previa 1/130/2014.

En esta denuncia la abuela de Dulce narró que el principal sospechoso de la desaparición de su nieta era Filiberto Hernández Martínez, ex militar, que daba clases de zumba y coordinaba actividades de catequesis en el templo del municipio de Tamuín.

El cuerpo de la niña Dulce fue encontrado por las autoridades potosinas -siguiendo las indicaciones del agresor- el 5 de julio del mismo año, fue encontrado en el mismo sitio donde estaba la primera víctima, presentando rastros de violación y estrangulamiento.

PÁNICO EN TAMUÍN
El pánico inundo al municipio, cuando a casi un mes después de haber desaparecido Itzel Romany Castillo Torres una mujer de nombre Eliehoenai desapareció. El 6 de mayo de 2014 Eliehoenai Chávez Rivera de 32 años de edad salió de trabajar de la maquiladora Ensacar México, ubicada en la colonia vista alegre de Tamuín, S.L.P.

La última vez que la vieron fue a las 19: 42 horas cuando salía de su trabajo para dirigirse a su hogar en la calle Libertad número 11 de la colonia Hidalgo de Tamuín, S.L.P., nunca más se le volvió a ver.

Cuando Eliehoenai Chávez Rivera despareció estaba en su apogeo la fiesta del pueblo, en ese entonces Santiago Ledezma Cano quien fungía como alcalde de Tamuín, recomendó a la población a seguir acudiendo a la feria “pero tomando medidas”.

ATRAPADO
En julio del 2014 Filiberto Hernández Martínez fue detenido por portar una navaja y le impusieron una multa de 50 mil pesos. En ese proceso de detención, le encontraron también una pistola de uso exclusivo del Ejército Mexicano, y el Ministerio Público inició un proceso federal en su contra por no tener permiso para portar armas.

Cuando lo llamaron a comparecer por portación de armas, él confesó haber matado a las cuatro niñas y a la mujer de 32 años. Durante su confesión mencionó el lugar en donde las enterró, un lugar conocido como “La Puntilla” que se encuentra entre Tamuín y Ciudad Valles.

De inmediato las autoridades se encargaron de realizar las diligencias necesarias en el sitio, trataron de ocultar todo a la prensa, pero las unidades forenses y el rumor que se habría esparcido por el pueblo confirmaron lo que todos, menos las autoridades querían reconocer, un feminicida estuvo atacando por varios años y nunca quisieron reconocerlo, argumentan familiares y madres de las niñas y joven asesinadas.

En todos los casos, los familiares de las víctimas señalaron que éste ya las había acosado previamente, pero no presentaron ninguna denuncia.

Desde octubre de 2014 se encuentra bajo prisión preventiva por los casos de feminicidio de Itzel Romaní Castillo, Dulce Ximena Reyes y Eliehoenai Chávez Rivera.

*El delito de feminicidio fue tipificado en San Luis Potosí en el 2013.


FAMILIARES DE DULCE XIMENA PIDEN SENTENCIA
Adela Rodríguez Santiago abuela de la niña Dulce Ximena Reyes Rodríguez, informó de su desaparición a la policía y el Ministerio Público. En esta denuncia la abuela de Dulce narró que el principal sospechoso de la desaparición de su nieta era Filiberto Hernández Martínez.

El cuerpo de la niña Dulce fue encontrado por las autoridades potosinas -siguiendo las indicaciones del agresor- el 5 de julio del mismo año, el 22 de julio, Agentes del Ministerio Público catearon la camioneta de Filiberto Hernández para realizar pruebas de rastros de sangre, cabellos y objetos relacionados con la víctima, pero de acuerdo al equipo jurídico del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social A.C (quienes representan legalmente el caso) no hicieron el contraste con la genética de la niña Dulce Ximena, lo que es considerado una deficiencia en el proceso de investigación.

PROTOCOLO DE ESTAMBUL
El presunto feminicida fue detenido el 3 de julio del 2014, pero por portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército; sin embargo, ese día él confesó la violación y asesinato de 4 niñas y uno de una adulta.

El 1 de agosto de 2014 el juez Primero del Sexto Distrito de lo Familiar, Juan Ignacio Ortega Morales, le dictó auto de formal prisión por el caso de Dulce, pero ese mismo día su defensa apeló la sentencia alegando tortura.

Según consta en el expediente el 4 de julio de 2014, un día después de su detención, el médico legista Saúl Onorio Barrios emitió el certificado médico en donde declara que Filiberto Hernández Martínez no presentaba lesiones en el cuerpo, lo que significa, aseguran los abogados que llevan el caso, que no hubo tortura al momento de su declaración.

El 12 de febrero de 2015 el juez Primero del Sexto Distrito de lo Familiar, Juan Ignacio Ortega Morales resolvió a favor el amparo para que se demostrara la tortura, pero fue hasta el 13 de mayo de 2016, que emitió el exhorto con número 84/2016/1, para que se realizara al exmilitar el Protocolo de Estambul.

Este caso sacudió a Tamuín hace 5 años, las familias esperan que de una vez puedan estar en paz y volver a sus vidas, después de que les arrebataran el alma cuando asesinaron a sus familiares.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.