Jueves, 18 de Julio de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 14 de Junio al 20 de Junio de 2019

Volver a Nacer

Volver a Nacer

Pastor Héctor de Luna Espinoza


Juan 3:1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

Nicodemo era fariseo y miembro del concilio (llamado Sanedrín), un grupo de líderes religiosos que Jesús y Juan el Bautista criticaron a menudo por su hipocresía.

Mientras que muchos fariseos estaban celosos de Jesús porque debilitaba su fuerza moral y autoridad, además de que rebatía sus puntos de vista, Nicodemo indagaba y creía que Jesús tenía respuestas. Cabe notar que aunque Nicodemo era un erudito, éste fue a Jesús para instruirse. De lo que aprendemos que no importa qué tan educados e inteligentes sintamos ser, siempre debemos acercarnos a Jesús con un corazón abierto y enseñable para aprender la verdad.

Nicodemo fue a Jesús pese a que pudo haber enviado a uno de sus asistentes. Lo hizo personalmente. Fue a Jesús de noche, posiblemente temía que sus colegas, los fariseos, criticaran su visita.

Muchas veces tiene tanto peso el “¿qué dirán?”, que nos impide acercarnos a Jesús. Lo mismo que los religiosos pueden llegar a estorbarnos en tener una relación con Él.

Aunque en ese momento, por la forma de su visita a Jesús (en secreto), es posible que Nicodemo estaba batallando con ciertos impedimentos, más adelante lo encontramos hablando abiertamente en defensa de Jesús (Juan 7:50,51).

Y es que durante su visita Jesús le reveló, “que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3b).

Juan 3:4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

Todos hemos nacido del vientre de nuestras madres y pudimos ver esta tierra, pero para ver el reino de Dios necesitamos volver a nacer.

La Biblia enseña que si estás en Cristo, entonces eres una nueva criatura. Un nuevo ser, como un bebé recién nacido. Sin pasado que te acuse.

2Co 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Si tú y yo queremos ver el reino de Dios, entonces necesitamos nacer de nuevo.

Gracias a Dios que podemos acercarnos a Él personalmente, en cualquier momento.

Te invito a orar:
Señor Jesús, vengo a Ti. Te pido me enseñes la verdad. Pido perdón por mis pecados, bórralos y hazme nacer de nuevo. Cámbiame. Ayúdame a poder ver Tu reino. Quiero confesar pública y abiertamente Jesús, que Tú, eres mi Señor y mi Rey. Amén.

 


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.