Domingo, 09 de Agosto de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 11 de Julio al 17 de Julio de 2020

Rodolfo del Ángel, El mensajero de Dios

Rodolfo del Ángel, El mensajero de Dios



Para el pastor de la Iglesia Presbiteriana, Rodolfo del Ángel del Ángel "es una bendición llegar a 35 años de ministerio, son muchas experiencias vividas, y es un gran gozo ser un siervo de Dios, un mensajero de la palabra de fe y esperanza con todas las personas, que es justamente lo que todo el tiempo necesitamos y más en estos tiempos difíciles; estoy sumamente agradecido con Dios, con mi familia, con la iglesia y con todas las personas, buenos amigos y amigas que a lo largo del tiempo he conocido, con quienes he convivido y he compartido también la fe".

Sobre el llamado de Dios, recuerda "estaba estudiando el bachillerato, soy hijo de pastor, nací en un ambiente cristiano y puedo decir que las experiencias que mi padre vivió y ha vivido, gracias a Dios todavía lo tengo, son diversas y algunas no muy gratas, porque en esos tiempos había muchas carencias y necesidades".

"Comencé a luchar desde la secundaria con esta decisión, ya desde años antes, siendo todavía un niño, cada vez que leía una historia de esperanza, de conversión de alguien a la fe, y cómo la fe en Cristo transformaba las vidas, eso me producía un gran impacto y estaba allí esa inquietud, yo quisiera ser un mensajero de esta palabra de esperanza para tantas gentes que lo necesitan, y estuve luchando mucho con esta idea a lo largo de la secundaria, del bachillerato", expresa.

"Pero, ¿quién puede luchar con Dios?, él venció todos los temores, las preocupaciones y de tal manera que hubo un intenso deseo, el profeta Jeremías lo describía como un fuego intenso que calaba hasta lo más profundo y finalmente dije -Señor si mi vida puede ser de bendición y tú me puedes usar, a pesar de todas mis debilidades y miedos para ser de bendición a otros, pues aquí está mi vida-", relata.

"Y entonces por allá en el cuarto o quinto semestre del bachillerato tomé esta decisión en firme, y en su momento la comuniqué a mis padres, mi mamá se preocupó mucho y me dijo que estaba asustada por esta decisión que estaba tomando, sin embargo, yo tenía ya una convicción, porque no es algo que hubiera surgido espontáneamente fue todo un proceso, y finalmente respondí a este llamado y fui a formarme, a prepararme para ser pastor al seminario presbiteriano", comenta.

Rodolfo del Ángel considera que "realmente es un verdadero privilegio, porque uno sólo está como una especie de invitado y testigo de la vida con todas sus experiencias, estar al lado de la gente en sus momentos de mayor alegría, una boda, bautizo, alguna celebración especial, un aniversario, pero también estar al lado de las personas cuando pasan por un intenso sufrimiento, acompañar a una persona en los últimos momentos de vida, acompañar a las familias en el proceso de duelo".

"Es como estar frente a un escenario donde toda la vida con sus experiencias alegres y dolorosas se manifiestan, y estar allí para tratar de compartir la palabra, para hacer presente la fe, para decir que Dios está en cada circunstancia alegre o difícil, es un verdadero privilegio", afirma.

"Entrar en la vida íntima del corazón, en el sentimiento, en la fe de las personas, de las familias, esto es un enorme privilegio y hay tantas anécdotas e historias que he ido coleccionando a lo largo de los años, por otra parte es muy importante decir que uno es solamente un siervo, y en este sentido el trabajo uno no lo hace solo, en primer lugar depender de la gracia del poder de Dios, porque sin su ayuda divina nada somos, nada podemos hacer y siempre he estado convencido, esta es una convicción que me ha acompañado a lo largo de la vida, que cuando Dios nos llama a una tarea él nos da la posibilidad, la capacidad de hacerlo con su gracia", asevera.

Y agrega "como escribía el apóstol Pablo -por la gracia de Dios soy lo que soy y sin esa gracia yo no podría ser nada, ni hacer nada-, pero también a lo largo del tiempo estar acompañados por otras personas que comparten las responsabilidades del ministerio, que aman al Señor, que aman a la gente, que están dispuestos a servir con las capacidades y dones que Dios les ha concedido, pues esto ha sido una bendición, porque nunca he hecho el trabajo solo".

"Creo que una de las más grandes bendiciones que hay en el ministerio pastoral es tener muchos amigos, estar cerca del corazón de la gente y esto ha sido una verdadera bendición, yo he sido enormemente recompensado en términos espirituales, en términos de afecto, de bendiciones a través de estos 35 años de ministerio", admite.

En cuanto a los efectos de la pandemia del Covid-19 en la gente, del Ángel del Ángel pide que "no perdamos la fe, es muy importante darnos cuenta que aún de las circunstancias adversas o de las cosas malas podemos obtener cosas buenas, por una parte mi experiencia ha sido en estos días que he podido estar en mayor contacto con las personas, y me he dado cuenta que han aprendido a preocuparse unas por otras, a comunicarse a compartir, a alentarse, a animarse en la fe, y no podemos dejarnos derrotar por la desesperanza".

"Indudablemente que más allá de nuestras fuerzas o nuestras debilidades está el poder y la presencia de Dios en nuestras vidas, y esto es lo que hace la diferencia, Dios nos fortalece, nos bendice, nos guía, también nos da sabiduría para poder encontrar alternativas para enfrentar esta circunstancia, y en este sentido también el hecho de experimentar nuestra debilidad, que como seres humanos tenemos limitaciones, y darnos cuenta que necesitamos de Dios, esto es algo extraordinario porque entonces volvemos nuestra mirada él, y él ha prometido siempre escuchar la oración del que le busca de corazón, él dice -no te dejaré ni te desampararé-", afirma.

"Cuando estamos desesperados y no tenemos más recursos es cuando la gracia y el poder de Dios se manifiestan, nos levanta, nos fortalece, nos abren caminos, nos da nuevas alternativas y sobre todo descubrimos que tenemos una gran necesidad de Dios y creo, y he experimentado, que quien a Dios tiene, nada le falta, puedo decir que el Señor es mi pastor, nada me faltará y cuando digo "nada me faltará", no quiere decir que no pasaré por carencias, quiere decir que él nunca me falta, que él está conmigo siempre y me fortalece, tener esta convicción y compartirla nos da un nuevo sentido de comunidad y cuando vivimos el sentido de comunidad entonces somos fuertes y podemos confiar, esperar juntos en Dios y luchar juntos también", agrega.

Sobre los 35 años de ministerio destaca "he sido bendecido de muchas maneras, pero una de esas bendiciones es tener muchos amigos y saber que la comunidad que tengo, el privilegio por la gracia Dios de pastorear, está mucho más allá del límite de la congregación que regularmente asistimos, para mí todas las ciudades, un templo y cada familia es una oveja, es una familia de Dios que hay que amar, atender y servir y compartir con ellos, y siempre he creído que vale más tener amigos que tener dinero, es una de las grandes lecciones que a lo largo del tiempo he experimentado".

"Que el Señor les bendiga y les guarde, y que en este tiempo mantengamos la fe y nuestra mirada puesta en el Señor Jesús, que es el autor y el consumador de nuestra fe. No perdamos la esperanza, juntos construimos la esperanza, y juntos podemos cuidarnos unos a otros, seamos responsables, cuidemos de nuestra salud y de la salud de todos los demás, y con la gracia de Dios y la colaboración, participación comprometida de todos, vamos a superar esto", dijo finalmente..

Trayectoria académica y ministerial del Dr. Rodolfo del Ángel del Ángel

Academia

Lic. En Teología – Seminario "Eben-Ezer" de la Iglesia Presbiteriana Asociada Reformada de México
Profr. de Música – Escuela Superior de Música de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT)
Diplomado en Derecho Ambiental, Rural y de los Pueblos Indígenas – Universidad Autónoma Metropolitana, Azcapotzalco, Universidad de Chapingo y Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

Maestría en Teología – Seminario Teológico Presbiteriano de México.
Máster en Estudios Teológicos (MTS) McCormick Theological Seminary (Chicago, Ill.)
Maestría en Teología – Edinburg Theological Seminary (Edinburg, Tx.)
Doctor en Teología – Edinburg Theological Seminary (Endinburg, Tx.)

Ministerio

Pastor de la IPAR Filadefia – Cd. Mante, Tamps. 1985-1989
Pastor de la IPAR El Divino Redentor de Cd. Valles, S.L.P. desde 1990 a presente.
Profesor en la Comunidad Reformada de Estudios Superiores (CRES) Seminario de la IPAR de México.
Presidente del Consejo Académico de CRES
He ocupado diversas funciones dentro de la estructura de la IPAR, entre otros: presidente del Presbiterio de San Luis Potosí, presidente del Presbiterio Juan Calvino, presidente del R. Sínodo.

Servicio Público

Consejero de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de San Luis Potosí en dos períodos.
Presidente fundador del Centro Huasteco de Derechos Humanos
Capacitador en Derechos Humanos en Visión Mundial de México, A.C.
Miembro del Consejo Municipal del DIF en tres períodos consecutivos
Asesor espiritual de AVAES, Asociación Vallense de Alzheimer y Enfermedades Similares.
Presidente del Comité de Bioética Hospitalaria del Hospital General de Zona No. 6 de Cd. Valles (2011-2016) al presente vocal de este mismo comité.

Áreas de especialización: Consejería pastoral, tanatología, bióetica y ética.

Autor de dos libros publicados de manera independientes:
Ingeniería Familiar: Como construir una familia orientada al éxito
Yo soy esa presencia
Colaborador en diversas publicaciones y periódicos.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.