Martes, 24 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 14 de Agosto al 20 de Agosto de 2020

El maldito cubrebocas

El maldito cubrebocas

Fernando Garduza



Desde el lunes 20 de julio, San Luis Potosí regresó al semáforo rojo de máximo riesgo epidemiológico del Covid-19, y tal parece, según lo que han dicho las autoridades sanitarias, por ahora será difícil regresar al semáforo naranja.

San Luis Potosí es una de las entidades en las que más ha costado trabajo que la gente asimile la necesidad del autocuidado y la protección social. Una de las estrategias más efectivas para prevenir los contagios es el uso del cubrebocas, sin embargo, ha sido complicado que la gente asuma su responsabilidad y atienda esta indicación.

De acuerdo a una guía de la Organización Mundial de la Salud, el uso de cubrebocas ayuda a filtrar un porcentaje de los aerosoles, por lo que resulta fundamental para prevenir el contagio de Covid-19. Además, existen diversos tipos de protectores que, si bien no garantizan como tal que no haya contagios, sí recuden al mínimo las posibilidades.

Hace unos días, durante una de sus conferencias matutinas, el presidente Andrés Manuel López Obrador explicó el motivo por el que no usa mascarilla: "no está comprobada científicamente su eficacia para prevenir el contagio de Covid-19". La única vez que se le vio utilizando mascarilla fue cuando viajó a Estados Unidos para reunirse con el presidente Donald Trump.

La postura de López Obrador, quien en la referida conferencia de prensa dijo: "no quiero yo entrar en polémica en este tema, si se considerara que con esto se ayuda entonces lo haría, pero no es un asunto que esté científicamente demostrado"; contrasta con posicionamientos en sentido contrario de funcionarios de su gobierno, como el subsecretario Hugo López-Gatell o el secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán.

La OMS confirmó que, la transmisión del Coronavirus es posible a través de partículas de aerosol que quedan suspendidas en el aire, especialmente en lugares cerrados, por lo cual, el uso de cubrebocas resulta imprescindible para contener la propagación de la enfermedad.

Además de la OMS, organismos estadunidentes como la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), recomiendan el uso de equipo de protección personal, como lo son las mascarillas, cubrebocas desechables y cubiertas de tela con el mismo fin.

Ante la imposibilidad de lograr un distanciamiento social absoluto y de cara a la llamada "nueva normalidad", la OMS presentó un estudio que concluyó en que para la sociedad civil debe ser obligatorio el uso de cubrebocas, esto, por el agravante que significan los casos asintomáticos.

Una guía presentada por la Organización da siete consejos básicos para el uso correcto del cubrebocas: lavar las manos antes de tomar una mascarilla, antes de retirarla y después de desecharla; comprobar que el producto esté en buenas condiciones; al colocarla, asegurarse que esté bien ajustada y así no dejar aberturas en los lados; cubrir totalmente nariz y barbilla; no tocar la parte frontal de la mascarilla; al retirarla, solo tomar por las cintas que la sostienen y mantenerla alejada del rostro; y depositarla en una bolsa de plástico para desecharla si es que es de un solo uso. Si es reutilizable, lavarla con jabón y de preferencia agua caliente.

EL OBJETO DE MODA
Un punto importante que señala la OMS es que la alta demanda del cubrebocas a nivel global, ha propiciado la escasez del producto, por lo que propone el uso de mascarillas higiénicas, que están elaborada de materiales textiles comunes, las cuales incluso pueden ser caseras.

"El uso de mascarillas médicas en la población podría desviar este recurso fundamental del personal médico y otros trabajadores indispensables, que son quienes más lo necesitan. Por lo que la sociedad debe concientizar y reservar estos materiales para los trabajadores de salud y las personas con riesgo elevado, y que un profesional haya autorizado su uso", detalla el organismo.

Políticos, deportistas, u otros personajes de la vida pública, han formado parte de campañas para motivar el uso del crubrebocas. Esto, aunado a las disposiciones oficiales para que diversos establecimientos hagan obligatorio el uso de cubrebocas para sus clientes, ha permitido que cada vez más personas los utilicen en el desarrollo de su vida cotidiana.

Sin embargo, la guía presentada por la OMS y en la cual presenta las recomendaciones para el uso de las mascarillas, pareciera que no es entendida del todo, pues el uso que los potosinos les dan, dista mucho de las recomendaciones, pues hay que partir de la premisa de que el uso del cubrebocas debe iniciar al salir de la casa y concluir al regreso, es decir, que durante todo el tiempo que la gente esté en lugares públicos lo debe portar.

Ahora es normal ver a la gente en súper mercados, bancos, tiendas de autoservicios, o plazas y espacios públicos con cubrebocas, sin embargo, también es normal observar que las mascarillas son colocadas apenas al ingresar a las tiendas o lugares que tienen la obligatoriedad de su uso.

¿QUÉ HA FALTADO?
Es una realidad que los gobiernos, en México y otros países, han emprendido campañas para concientizar sobre el uso de cubrebocas —más allá de que, por ejemplo, en México, el presidente no crea en la utilización de estos equipos de protección—, y provocar que la gente los utilice como una manera para protegerse a sí mismo y a los demás.

En redes sociales, espacios públicos, medios de comunicación, acompañadas de campañas de sana distancia, lavado constante de manos y aislamiento social, hay programas de comunicación social de entes públicos y privados para que la gente utilice el cubrebocas. Aunado a esto, en la mayoría de las tiendas de autoservicios y farmacias venden cubrebocas a precios no restrictivos.

Con las campañas de difusión, la accesibilidad para conseguirlos o incluso la posibilidad de hacerlos en casa, es necesario decir que un factor de mayor peso para que la gente no utilice el cubrebocas es la propia responsabilidad de las personas. Hace ya varias semanas un sondeo realizado por un medio de la capital tuvo más de 2 millones de reproducciones en poco tiempo.

En dicho video, el reportero entrevista a personas que paseaban por plazas públicas en la etapa de pleno crecimiento de la pandemia, y la conclusión fue que la gente no cree en el Coronavirus. Desgraciadamente, esa conclusión sigue vigente a pesar de los más de 460 muertos que este virus ha provocado en San Luis Potosí.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.