Martes, 24 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 14 de Agosto al 20 de Agosto de 2020

Don Daniel, el velador de El Saucito

Don Daniel, el velador de El Saucito

Ana Fernanda Zúñiga



El velador del panteón el Saucito comenta que tiene más de 60 años haciendo esta labor, al cuidado el panteón de Españita, Milpillas y actualmente éste, en el que su experiencia y su paciencia lo ayuda a lidiar con los difuntos.

Con su vestimenta de sombrero de palma, pantalón de mezclilla y sus burras, su aspecto de más de 70 años, Daniel Rodríguez Hernández demuestra que su alma es noble y servicial, aunque su mujer ya descansa en el panteón del Saucito todos los días que está ahí la visita y le pide que lo cuide.

Se casó nuevamente, pero no deja de extrañar a quien cataloga como la que fue el amor de su vida y espera verla cuando le toque ir con el creador.

Narró cómo hace unos años personas ajenas al panteón se metieron a las tres de la mañana y el al escuchar ruidos, salió de dónde estaba descansando un rato, pero en ese momento estás personas lo agarraron y amarraron en la tumba que está de lado izquierdo, donde sólo fue enterrado un perro.

Al cuestionarle si le tienen miedo a quedarse en el panteón, sonriendo contestó "le tengo más miedo a los vivos, porque los difuntos del panteón me cuidan y son mis amigos, ellos nunca me van a hacer nada porque saben que yo también los cuido de la gente mala".

Comentó que como todo lugar antiguo y dónde descansa muertos sí ha escuchado ruidos y visto cosas, en la que destaca la visita de la dama enlutada el Día de Muertos, quien se asomó a la puerta principal del cementerio Saucito y le pidió que la ayudara a encontrar un taxi, la cual, sí portaba su tradicional vestimenta, un hermoso vestido negro y su velo en la cabeza.

Ella le decía con mucha insistencia que necesitaba ir al cementerio del Españita que alguien ya la esperaba ahí, cuando él se disponía a abrir la puerta para apoyarla desapareció y jamás la volvió a ver, "salí y vi para todos lados y no había nada en segundos se esfumó aquella mujer".

Pidió a las personas no dañar las tumbas del panteón porque son históricas y hay que tenerle respeto a los difuntos porque ellos ya están descansando y no le hacen daño a nadie, por eso ellos también deben cuidar el lugar, porque debemos preservarlo por la historia que representa.

También ha visto a Juan del Jarro caminando en el pasillo principal y la niña Polet quien es una ánima muy angélica y dulce, la cual siempre le dice que está esperando a su mamá, pero él sólo le informa que llegará cuando tenga que estar ahí con ella y que no tema, que él la cuida.

Cuando acudan al panteón no se olviden de estos trabajadores municipales que tienen el panteón en buenas condiciones, hay que llevarles un refresco, comida y dulces, porque no cualquiera es tan valiente como él, para cuidar del lugar.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.