Martes, 20 de Noviembre de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 12 de Abril al 18 de Abril 2013

Un paisano en la Liga MX: Gerardo Silva en su camino a la salvación

Un paisano en la Liga MX: Gerardo Silva en su camino a la salvación


Gheraldao -como le llamaron alguna vez en las Chivas- nació en Ciudad Valles el 21 de septiembre de 1965. Hijo de Isidro Silva Martínez (un empleado bancario) y María Escudero; fue el mayor de sus otros cuatro hermanos: Rolando, Carmen, Isidro y Adriana.

Desde muy chico, cuando acompañaba a su padre a ver los partidos de torneos interbancarios de futbol, a Gerardo le nació el gusto por este deporte y a los siete años comenzó a practicarlo en el Deportivo Milán de la Colonia Obrera de Ciudad Valles. Así fue el inicio de su vida, entre la afición por el balompié y sus estudios de Primaria y Secundaria.
Cuando iba a ingresar a la Preparatoria se trasladó a San Luis Potosí, a cursar allá ese nivel. Un día, mientras leía un periódico local se enteró que el Atlético Potosino iba a hacer pruebas a jóvenes para que formaran parte de su equipo; Gerardo se presentó a ellas y logró pasarlas.

Así inició su trayectoria futbolística en las fuerzas básicas, cuando tenía 17 años. En 1983 se dio el comienzo formal en el aspecto profesional, militando en un equipo de Tercera División; y ya en la mira del Atlético Potosino, pudo debutar en la Primera División durante el Torneo México 86, en un partido contra el Atlante.

José Camacho fue su primer entrenador, al que siguieron otros como Luis Grill, Pedro Araya y Jesús de Anda, que marcaron su vida, al igual que compañeros como Lorenzo Unánue, quien se convertiría en su maestro. Gerardo era entonces un jovencito que así como crecía futbolísticamente despertaba la admiración de los vallenses.

Como el equipo tunero era propiedad del poder municipal, la renovación constante del gobierno creaba incertidumbres económicas y sobrevino la crisis ante la falta de atención. Atlético Potosino descendió a la Segunda División en la campaña 1988-1989, y a Gerardo Silva parecía que se le truncaba su carrera ascendente.

Pero fue vendido al Santos de Torreón, donde conoció a Rubén Maturano, entrenador que le ayudaría a desempeñar buenos partidos, convirtiéndolo en un atractivo para las Chivas Rayadas del Guadalajara, conjunto donde el mediocampista vallense cumpliría la mejor de sus etapas como futbolista, incluso llegaría a ser capitán del equipo.

Ahí permanecería tres temporadas, de 1990 a 1993, en una de las cuales participó en todos los encuentros, incluyendo la liguilla final. Graduado en Administración Agropecuaria y casado con Lorena del Rosario Chávez, el futbolista vallense destacaba como un jugador de marca, de toque y de habilidad.

Bajo el mando de Miguel Ángel "El Zurdo" López, Silva Escudero fue despertando interés en los seleccionadores nacionales y de aquel equipo por el que siempre sintió un gran respeto: El América. Lleno de ilusiones se convirtió en "águila", pero la oportunidad de demostrar sus cualidades no llegó.
Tras una temporada en la que pasó inadvertido en el cuadro de Coapa, arribó al Puebla, donde Alfredo Tena lo tenía contemplado para la titularidad de la media cancha; desafortunadamente un malentendido con la directiva motivó el arribo -en su lugar- del timonel Hugo Fernández, quien no consideró a Gerardo Silva en sus planes. Ahí comenzaría su peregrinar por Primera A y Segunda División, con Tampico, Querétaro y Real San Luis, donde se retiró.

Una vez concluidos sus cursos como entrenador, probó suerte en un equipo de Tercera División de Río Verde y luego en Primera A -a la par con René Isidoro García- en el Chiapas, hasta llegar a las fuerzas básicas del Club San Luis. En 2005 estuvo como auxiliar técnico de la Selección Sub 21 en el famoso Torneo de Toulun (Francia) a lado de René Isidoro.

En 2006, fue elegido "Vallense distinguido" en el sector deportivo. Meses después fundó en Ciudad Valles su propia escuela de futbol infantil y juvenil, donde dejaría a cargo a su hermano Rolando, consiguiendo importantes logros en las diferentes categorías de la Liga Menor.

Entre tanto, él siguió probando suerte como entrenador, aunque las tareas inmediatas fueron solo como auxiliar, pasando por Correcaminos de Primera A, Jaguares de Chiapas, León y San Luis, hasta que se le dio la oportunidad a cargo del equipo Categoría Sub 20 de Santos de Primera División y posteriormente del conjunto Lobos (de San Luis) de Tercera División.

A mitad de marzo de 2013, con la renuncia de Carlos María Morales a la dirección técnica del Club San Luis por la mala marcha del equipo en la Primera División, el vallense tomó el mando (en una situación de peligro por el descenso), iniciado una excelente racha empatando frente al América en el estadio Azteca, ganando a Jaguares de local y triunfando de visita ante el Atlante.

DE MI COSECHA

A finales de 1985 -en plena pubertad- la vida me dio la oportunidad de iniciar una de las mejores etapas, cuando llegué a vivir al famoso barrio "Guerrero" (formado por las calles Guerrero, Frontera, Pedro J. Méndez y Morelos en la colonia "Francisco I. Madero"), cuna de grandes futbolistas como Gerardo Silva Escudero.

En torno a este juvenil personaje se comentaban sus hazañas en el Atlético Potosino de la Primera División Nacional, donde ya militaban reconocidos futbolistas junto a quienes visitó Ciudad Valles durante varios partidos amistosos que llegaban a jugarse -paradójicamente- en la "catedral del beisbol": El Parque Deportivo Valles.

Pese a su debut y el paso por los principales equipos del balompié mexicano (Guadalajara y América), Gerardo nunca perdió la sencillez que le inculcó su familia, siempre amable y cordial. En sus visitas ocasionales al barrio, no faltaba un espacio para la convivencia con los amigos de antaño y la consabida foto del recuerdo.

Ya como entrenador él y yo como Jefe de Deportes de El Mañana (en ausencia temporal de Esaú Hernández), en julio de 2002 tuve la oportunidad de platicar a fondo acerca de sus aspiraciones en esa nueva faceta que apenas iniciaba. La charla dio lugar a que el personaje quedara inmerso en otro capítulo de mi anecdotario personal:

Después de la entrevista llegué a casa apresurado a comer, para salir a cubrir un evento, cuando descubrí a mi hijo más pequeño acercándose a mi grabadora reportera. Así que acudí de inmediato a ponerla fuera de su alcance, y al revisar que todo estuviera en orden, descubrí que desde un principio el aparato falló y no había capturado nada en el audio casete.

Me olvidé de la comida y del compromiso posterior, pues solo pensaba en que mi memoria permaneciera con los datos frescos, y apoyado en algunos apuntes, me enfrasqué el resto de la tarde en

plasmar en la computadora todo lo relatado por Gerardo, hasta dejar listo el trabajo, que los siguientes días se publicó en tres partes en la sección deportiva del diario.

Aparte de la experiencia de no confiar demasiado en la tecnología, esa conversación me dio la satisfacción que en el Premio Municipal de Periodismo del año siguiente (2003) obtuvo el correspondiente galardón en la categoría de entrevista de prensa. Aunque las anécdotas con Gerardo no terminaron ahí:

Cuatro años después, en 2006 -siendo alcalde Jorge Terán Juárez- tuve la osadía de atender a la convocatoria del Ayuntamiento y proponerlo como Ciudadano Vallense Distinguido en el Sector Deportivo. Una mañana de finales de julio, el director del Deporte, Miguel Lara González se comunicó conmigo para darme la buena noticia que mi idea había ganado.

El 1 de agosto de ese año volví a saludar a Gerardo en el salón de Cabildo de Valles cuando acudió a recibir dicho reconocimiento. Creo que fue la última vez, porque después siguió su andar como entrenador en varios equipos, hasta llegar a los importantes logros que últimamente ha alcanzado en el máximo circuito del deporte más popular del país y del mundo.

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.