Lunes, 17 de Junio de 2024
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 10 de Septiembre al 16 de Septiembre de 2022

Alma, confía en Dios

Alma, confía en Dios

Rodolfo del Ángel del Ángel



Hay momentos en la vida en los que la desesperanza nos invade. Todo parece derrumbarse a nuestro alrededor, perdemos nuestras fuerzas y recursos, nuestros medios de subsistencia, personas que amamos pasan por el quebranto y la pérdida. Llegamos a sentirnos absolutamente impotentes para solucionar los problemas y dificultades que se nos vienen encima. Entonces, nos preguntamos, ¿tiene sentido la fe? ¿Dios escucha nuestras oraciones? ¿Sabe de nuestras necesidades y preocupaciones? Es muy difícil cargar el mundo en nuestros hombros y sentir que llevamos solos la carga.

¿Qué nos puede ayudar en medio de circunstancias así? La memoria de mejores tiempos puede ayudarnos a lidiar con el sentimiento de tristeza. Por los malos días que hemos vivido Dios nos ha concedido buenos tiempos, tiempos de salud, prosperidad, alegría, bienestar y realización. No dejemos de lado el sentimiento de gratitud por todo lo bueno que hemos recibido, aún ahora, mientras atravesamos por la prueba hay bendiciones que contar, solo que nuestra mente nublada por la preocupación no las aprecia. El hecho de que estemos en pie, respirando y recibiendo la luz de sol, la palabra sincera de un buen amigo, las oraciones de nuestros hermanos y hermanas, todo ello es una bendición. Un buen ejercicio es hacer un recuento de esas bendiciones al final de cada día para darle un giro a nuestro pensamiento y agradecer a Dios que nos envía siempre manifestaciones de su cuidado, presencia y provisión para bendecirnos.

Una pregunta que debemos hacernos siempre es: ¿Debo esperar solo cosas buenas, o aprender a vivir es, también, aceptar el hecho de que las dificultades y pruebas son parte de nuestra caminar en este mundo? Capacidad de aceptación y fortaleza para sobrellevar las pruebas y aprender en el proceso es algo que siempre podemos pedir a Dios. Esto es otra manera de decir: "Señor, que se haga Tu voluntad". Dejarnos guiar en tanto que confiamos es fuente de paz y bienestar. Recientemente que estuvimos de viaje mi esposa y yo en lugares nuevos y desconocidos para nosotros debimos dejarnos guiar por personas que apreciamos y nos aprecian. Uno de mis amigos me preguntó: ¿Te gusta guiar o que te guíen? A lo que respondí: Si la persona que va guiando conoce mejor el camino, prefiero dejarme guiar. Siendo honestos, a veces quisiéramos indicarle a Dios por donde llevarnos, pero no hay duda, Él conoce la ruta más segura y lo más maravilloso es que en el trayecto Él nos acompaña. Frente a las adversidades nos es necesario dejarnos guiar por quien sabe por dónde conducirnos, y no solo eso, por quien nos ama y cumplirá su propósito en nosotros.

Si estamos pasando por grandes adversidades, es tiempo de volver nuestra mirada a Dos que nunca se aparta de nosotros. Que la experiencia que vivimos no solo pruebe nuestra fe, sino que aprendamos de ella, de tal manera que confiando en Dios sigamos adelante, hacia lo que está por venir, porque la vida es transitar y lo mejor está aún por venir. No olvidemos las palabras de nuestro Dios: "Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré" (hebreos, 13:5)

 


emsavalles© 2006 - 2024 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2021-071615041800-203 04-2022-080212185100-30.