Sábado, 02 de Marzo de 2024
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 08 de Diciembre al 14 de Diciembre de 2023

El poder de las Fake News

El poder de las Fake News

Adán Moctezuma / analista



Como comunicador comprometido con la verdad y la integridad informativa, es imperativo destacar la urgencia y la magnitud del problema que enfrentamos en la era de la información digital. Me refiero específicamente al peligro latente de las fake news y su capacidad para moldear, manipular y distorsionar la percepción pública.

El fenómeno de las noticias falsas no es una novedad; su existencia ha permeado durante mucho tiempo en diversos ámbitos, desde la esfera política hasta el entretenimiento. Sin embargo, su relevancia y alcance han alcanzado dimensiones preocupantes en nuestra realidad contemporánea. Basta recordar cómo la intervención rusa influyó en las elecciones de los Estados Unidos, evidenciando la efectividad de las fake news como herramienta de desinformación y manipulación.

El año 2023 marca un hito crucial en la evolución de la inteligencia artificial. Hemos sido testigos de avances tecnológicos asombrosos, desde audios generados por IA hasta videos falsos perfectamente fabricados. Estamos ante un escenario preocupante donde la línea entre lo real y lo fabricado se desdibuja peligrosamente.

La propagación de noticias falsas se ha convertido en un riesgo inminente para la estabilidad democrática. Observamos cómo los actores políticos sin escrúpulos emplean la inteligencia artificial para manipular, difamar y alcanzar sus objetivos personales. Este fenómeno, desafortunadamente, puede influir significativamente en los resultados electorales, como ya se evidenció en otras naciones.

Es crucial comprender que la difusión de desinformación no es solo responsabilidad de quienes la generan, sino también de aquellos que la consumen. La sobreabundancia de información y la falta de hábitos para verificar la veracidad de lo que recibimos contribuyen a la propagación desenfrenada de rumores y falsedades. El impacto emocional de las fake news es su objetivo primordial, buscando generar miedo, confusión y polarización en la sociedad.

Para abordar esta problemática, es imprescindible tomar medidas en dos frentes principales. En primer lugar, exigir a los actores políticos transparencia, ética y honestidad en sus acciones, denunciando y evidenciando de manera contundente cualquier intento de manipulación mediante inteligencia artificial. En segundo lugar, los medios de comunicación juegan un papel fundamental al ofrecer información verificada, precisa y relevante. La responsabilidad de los medios serios y comprometidos con la verdad es monumental en la lucha contra las noticias falsas.

Países han implementado organizaciones dedicadas a verificar la autenticidad de las noticias para contrarrestar la propagación de desinformación gubernamental. Es alarmante cómo la información falsa puede alcanzar a más personas y con mayor velocidad que las noticias verídicas, alimentando la posverdad en la que nos encontramos inmersos.

Un ejemplo claro de cómo las fake news pueden influir en la percepción pública se dio en San Luis Potosí, donde una noticia falsa sobre el colapso de una estructura vial tuvo una difusión significativa, superando ampliamente a la información oficial que desmentía el hecho. Esta realidad debe alertarnos sobre la importancia de combatir la desinformación y educar sobre la necesidad de verificar las fuentes y contenidos.

Es innegable que las noticias falsas se alimentan de intereses políticos particulares y de la deficiente comunicación de los actores públicos. Las campañas políticas, lamentablemente, se ganan no por la calidad de las propuestas, sino por la habilidad para generar emociones y captar la atención, aunque esto implique difundir información falsa o manipulada.

El panorama actual nos muestra que nuestra sociedad está altamente expuesta a la influencia de las fake news, especialmente a través de dispositivos móviles e internet. El constante flujo de información nos hace vulnerables a la manipulación y nos obliga a reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como consumidores de información.

En conclusión, la lucha contra las noticias falsas es un desafío que requiere un esfuerzo conjunto de la sociedad, los medios de comunicación, los líderes políticos y las plataformas tecnológicas. La protección de la verdad, la integridad informativa y la fortaleza democrática dependen de nuestra capacidad para discernir la veracidad y rechazar la desinformación.

facebook. emsavallesNoticias
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2024 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2021-071615041800-203 04-2022-080212185100-30.