Viernes, 13 de Diciembre de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO

El final de "Cuna de lobos"

El final de "Cuna de lobos"

https://milenio.com| | Lunes, 11 de Noviembre de 2019| 12:37


Los finales de las telenovelas de Giselle González (Caer en tentación, La candidata, Yo no creo en los hombres) siempre son diferentes, pero con Cuna de lobos se voló la barda. ¡Qué manera tan más prodigiosa de hacerle un homenaje al clásico de los años 80!

Como usted recordará, en los últimos episodios de esta historia de Carlos Olmos sucedían muchas cosas muy emocionantes alrededor de varios asesinatos, de un avión y de una villana que se las sabía de todas, todas, incluyendo un remate que hizo que todo México gritara con un niño.

En la versión de 2019 de Cuna de lobos se mejoró el horror de los asesinatos que muchos nos sabíamos de memoria, se hizo un monumento dramático alrededor del avión, la nueva villana resultó ser todavía más lista que la que vimos en el pasado y el remate fue simple y sencillamente glorioso. Fue el epílogo perfecto para un nuevo tipo de telenovela donde los personajes ya no pueden aspirar ni a casarse de blanco, ni a vivir felices para siempre ni a que el mal reciba su castigo como antes.

Fue un gran final que se notó que fue hecho más con técnicas de cine que de televisión lleno de aportaciones a nivel libretos, actuación, música, dirección y producción.

No me quiero ni imaginar el sufrimiento de los editores para hilvanar semejante colección de imágenes grabadas ciento por ciento en locación con cámaras y lenguajes tan distintos. Esto no es lo que normalmente se hace en la industria de la televisión mexicana. Ni siquiera en las series que se le venden a plataformas como Netflix y Amazon Prime Video. Nos tenemos que sentir muy orgullosos de este trabajo escrito por Lily Ann Martín y Claudio Lacelli dirigido por Eric Morales y Juan Pablo Blanco.

Yo sé que hay mucha gente muy molesta, porque no volvieron a ver la obra maestra que protagonizaron María Rubio, Diana Bracho, Rebecca Jones, Gonzalo Vega y Alejandro Camacho, pero hubiera sido un error volver a contar la misma historia.

¿Por qué? Porque todos somos expertos en Cuna de lobos. El mayor actor de respeto que se le pudo haber hecho a aquella joya fue no tocarla, dejar que siguiera viva en nuestros corazones.

Cuna de lobos 2019 está inspirada en Cuna de lobos 1986, pero es otra cosa, algo tan diferente que si le hubieran quitado el parche a la villana y le hubieran cambiado el título y el nombre a los personajes, muchas personas que la atacaron desde el principio la hubieran elogiado permanentemente.

Enfríe la cabeza por un momento, piénselo y observe lo que está pasando en otros planos del entretenimiento global como Guasón, Star Wars y los live action de Disney.

Aquí hay muchos temas para reflexionar, desde el futuro de los refritos en la industria de la televisión de habla hispana hasta qué tipo de historias se deben contar en qué ventanas y a qué horas, pasando por las condiciones, los presupuestos y más, por muchas otras cuestiones más.

Qué gusto que Cuna de lobos siempre sea un pretexto para discutir, para debatir, para cambiar. Qué gusto que Giselle González se haya atrevido a realizar este proyecto y que lo haya hecho así, con ese reparto, con esas técnicas y con ese final tan diferente, tan digno, tan actual. ¡Felicidades! 

alvaro.cueva@milenio.com

 


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.